Beneficios de cinta y elíptico

Los beneficios del ejercicio cardio son muchos, pues es una buena forma de trabajar nuestro sistema respiratorio, cardiovascular y reducir la grasa corporal por medio la quema de calorías. Pero hay muchas maneras de practicarlo. La más utilizada es la carrera que se puede hacer en interior o exterior.


Concretamente la carrera en interior se hace habitualmente en la cinta de correr, aunque cada vez han brotado con más fuerza máquinas para correr como la elíptica destinada a facilitar los movimientos de los corredores. Desde que han entrado en escena ambos equipos para hacer cardio ha existido la lucha por saber cuál es la que más beneficios nos aporta y la que debemos o no utilizar.
Ambas máquinas están pensadas para que practiquemos carrera en casa. La cinta de correr es la más veterana de las dos pues es la que se ha venido utilizando desde hace muchos años. Actualmente coexisten modelos complejos y elaborados, pero la filosofía de la cinta de correr es la misma, fingir el movimiento sin que haya desplazamiento. El efecto que se consigue es similar al de la carrera al aire libre, ya que tenemos un movimiento libre y similar al que realizaríamos en la calle.
Un problema de la cinta de correr, sobre todo las antiguas, es que su superficie es dura, similar al asfalto, con lo que el golpe de la zancada sobre nuestras rodillas es muy fuerte, incluso más que si hacemos una carrera en tierra. Por lo que no es recomendable que la gente que tiene las rodillas frágiles practique carrera en cinta. Aunque están apareciendo nuevos modelos que amortiguan el golpe de la zancada.
La elíptica es más novedosa que la cinta de correr y se pensó para evitar el golpe de las zancadas contra el suelo, pues el movimiento de rotación de las piernas es progresivo. Es una buena opción para evitar dolencias de rodilla o tobillo derivadas del golpe contra el suelo, pero en la elíptica los movimientos se encuentran muy guiados por la máquina. Apenas existe libertad para movernos como queramos.
Este movimiento dirigido puede ser perjudicial para muchos corredores que realizan otro tipo de movimientos al estar en carrera, ya que una postura forzada puede derivar en lesiones. Esto en la cinta de correr no pasa porque tenemos total libertad de movimientos, aunque el ejercicio es más traumático para las articulaciones que en la elíptica, lo que se puede remediar con un equipamiento adecuado basado en zapatillas que amortigüen el golpe, rodilleras….
Sea como sea, lo óptimo es intercalar carrera en cinta o en elíptica, pues de esta manera podremos disfrutar de los beneficios de dos máquinas que poseen la misma función, imitar la carrera al aire libre.



Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada